A partir de ahora, los cerca de 3.000 profesionales de la salud que atienden por consulta digital a los clientes de Sanitas podrán realizar la prescripción online de medicamentos. Este sistema alcanzará progresivamente a toda la red de profesionales médicos y dentales de la compañía. La e-receta cuenta con la homologación de los Consejos Generales de Farmacéuticos, Médicos, Odontólogos y Podólogos.

La videoconsulta ha sufrido durante la emergencia sanitaria generada por el Covid-19 un crecimiento exponencial. Previo al estado de alarma se realizaban una media de 300 videoconsultas al día, ahora la cifra se sitúa en torno a las 5.000 diarias.

“Este sistema de e-receta nos va a permitir ofrecer a los clientes un servicio totalmente digitalizado sin necesidad de pasar por un centro hospitalario o dental para obtener sus recetas de medicamentos y con todos los avales institucionales pertinentes. Ofrecemos un servicio 100% digital, desde la videoconsulta a la receta electrónica, que incluye además otras prestaciones como la prescripción y realización de analíticas a domicilio. Gracias al trabajo conjunto de todos los consejos generales profesionales implicados, el paciente tiene la opción de gestionar su salud de forma digital con todas las garantías”.

Iñaki Peralta, director general de Sanitas Seguros

Los asegurados accederán a sus recetas a través de la app o el portal digital ‘Mi Sanitas’, sin necesidad de imprimir el documento o de acudir de forma presencial a la farmacia. De este modo, los pacientes podrán ver su medicación en el móvil y acudir a su farmacia a recoger el medicamento o enviar online su receta y recibirla en su domicilio directamente desde la farmacia. De este modo, se reducen los desplazamientos a los centros asistenciales y se potencian servicios no presenciales como la videoconsulta, o los programas digitales personalizados de salud, siempre con las garantías sanitarias y con seguridad y comodidad para la gestión.

Durante la crisis sanitaria, la digitalización ha mostrado su enorme potencial para gestionar la salud, y durante estas semanas los médicos y los pacientes han perdido, en muchos casos, los reparos que pudieran tener a las consultas no presenciales. “En Sanitas somos optimistas digitales, y tras estos complicados meses estamos aún más convencidos de que la digitalización acerca la salud a las personas”, afirma Iñaki Peralta. “Opciones como la videoconsulta, gracias a la facilidad de contar con la receta digital, han venido para quedarse, sin duda. Lo digital ha pasado de ser recomendable a ser algo indispensable”, concluye.